La cirugía es actualmente la mejor opción terapéutica para aquellos pacientes que padecen una epilepsia que no se controla con la mediación antiepiléptica (lo que se denomina epilepsia fármacorresistente). Esto es especialmente cierto para los pacientes con epilepsia temporal. Todo paciente con una epilepsia fármacorresistente debería tener una valoración prequirúrgica para considerar la cirugía de su epilepsia.

La finalidad de la cirugía de la epilepsia es extirpar la zona del cerebro que produce las crisis, sin que ello suponga secuelas para el paciente y así, al suprimir las crisis, se consiga una mejora en la calidad de vida del paciente.

El Instituto de Salud Carlos III ha publicado una revisión a propósito de la utilidad de la Cirugía de la Epilepsia en España (ver). Puede consultar un análisis más detallado de lo que consiste el estudio prequirúrgico en esta presentación publicado en www.neurovia.org

Antes de la intervención quirúrgica, es preciso realizar un estudio prequirúrgico completo. Con él, se pretende seleccionar aquellos pacientes que se puedan beneficar de la intervención con un riesgo quirúrgico mínimo. El estudio prequirúrgico comprende habitualmente los siguientes pasos:
  • Valoración en la consulta. Aquí se estudia el tipo de epilepsia que padece el paciente y se valora la idoneidad de la opción quirúrgica para cada paciente en particular.
  • Estudio vídeo-EEG. Uno de los estudios más importantes en la valoración prequirúrgica. Sin esta prueba no se debería realizar cirugía de la epilepsia, pues es la única que nos muestra con certeza el lugar de inicio de las crisis epilépticas. Durante ella, el paciente permanece ingresado en un hospital durante varios días, mientras se realiza un registro contínuo del EEG y vídeo. La finalidad de esta prueba es registrar las crisis habituales del paciente; para ello, en ocasiones es necesario disminuir o incluso suprimir la medicación antiepiléptica habitual del paciente. En estos casos, siempre quedar`´a establecida una medicación de rescate a fin de evitar muchas crisis consecutivas. Así, mediante el estudio de las características eléctricas de las crisis (EEG crítico) y el análisis de las características clínicas de las crisis (mediante el vídeo) se decide el origen de las crisis.
  • Valoración neuropsicológica. Principalmente, valora la memoria y funciones del habla
  • Valoración psiquiátrica en casos seleccionados
  • Estudios de neuroimagen. Mediante una Resonancia Magnética (RM) craneal, la cual ha de realizarse siguiendo protocolos especiales para el tipo de epilepsia del paciente, ya que en los pacientes con epilepsia fármacorresistente, una RM craneal standard puede no descubrir lesiones potencialmente operables, como la esclerosis del hipocampo. Además, la potencia mínima exigible de la máquina ha de ser de 1'5 T. En algunos casos, se realizará una RM funcional, para localización de zonas cerebrales especialmente importantes .
  • Estudio con electrodos invasivos en casos altamente seleccionados, a fin de precisar la localización cerebral del origen de las crisis. Ete tipo especial de electrodos se han de colocar en el interior del cráneo. Los más habituales son los electrodos de formaen ovale, los electrodos subdurales y los electrodos profundos.
  • Test de Wada (o de amobarbital sódico) Se realiza en la sala de Neurorradiología intervencionista. Intentá preveer (y por ello, evitar) potenciales secuelas en la memoria, así como ayudar en la localización de la región del habla del paciente.

Puede ver un ejemplo de valoración prequirúrgica en un paciente con una epilepsia temporal asociada a una esclerosis del hipocampo en este documento (ver). Puedes descargarte el archivo completo de Power Point en formato .zip y verlo tranquilamente más tarde.


Caso de Epilepsia mesial temporal (590 KB)

La cirugía de la epilepsia obtiene resultados especialmente favorables en los siguientes casos:

  • Epilepsia temporal. En casos de presencia de una esclerosis del hipocampo (o esclerosis mesial temporal), la cirugía puede obtener tasas de curación de la epilepsia cercanas al 80%. Puede ver más detalles de la epilepsia temporal en las FAQ
  • Epilepsia con lesiones cerebrales (temporales o extratemporales): Principalmente en casos de tumores benignos, cavernomas, hamartomas... Puede obtener la curación de la epilepsia hasta el 90% de los casos
  • Sd. de Rasmussen: la hemisferectomía es una intervención muy agresiva, sólo para casos de epilepsia catastrófica como el sd. de Rasmussen. Puede obtener la curación de las crisis (además de una mejora cognitiva del paciente) en más del 90% de los pacientes.
Si todo el estudio previo demuestra y localiza un origen único de las crisis, se puede plantear al paciente la extirpación del mismo. De acuerdo con el neurocirujano y los resultados de neuropsicología y del test de Wada (si es que éste fuese necesario), se decide el tipo de intervención.
Los principales tipos de intervenciones quirúrgicas para la epilepsia son:

epilepsia mesial temporal

Resección temporal anteromedial (RTAM). Principalmente indicada para casos de epilepsia mesial temporal.

cavernoma

Lesionectomía. Para extirpar lesiones cerebrales epileptógenas (cavernomas, tumores...). En la imagen, un cavernoma temporal derecho causante de una epilepsia fármacorresistente.

callosotomia

Sección del cuerpo calloso (callosotomía). Sólo en casos muy seleccionados. Su principal utilidad es para aquellos pacientes con crisis con caídas bruscas repentinas (crisis tónicas y/o atónicas especialmente).

rasmussen

Hemisferectomía. Principalmente indicada en epilepsias catastróficas de origen hemisférico (como la encefalitis de Rasmussen, hemimegalencefalia, sd. de Sturge-Weber...). En la imagen, se observa una hemisferotomía funcional que se realizó en un paciente con una encefalitis de Rasmussen.